Viajar con mochila: 3 cosas valiosas que he aprendido

¡Hey!

Hoy vengo a animarte a viajar con mochila, si no lo has hecho ya.

Cuando decidí viajar a Tailandia sabía que iba a compartir este viaje aquí contigo. Pero no quiero compartir una guía de viaje porque hay muchos blogs que lo hacen y lo hacen muy bien.

Yo lo que quiero compartir contigo son mis experiencias y cosas que a mí también me hubiese gustado saber del país.

He hablado de las cosas que más me han sorprendido de Tailandia y también de los medios de transporte del país.

Hoy quiero explicarte mi aprendizaje como mochilera y el porqué me ha flipado viajar así.

Lo que ha hecho especial este viaje ha sido:

  • Viajar con mochila
  • No llevar nada programado
  • Mi primera experiencia viajando fuera de Europa.

Esta forma de viajar ha sido un gran descubrimiento: Viajar con mochila te permite pasar de nivel turista a nivel viajero. - Tuitéalo    

Viajar con mochila: 3 cosas valiosas que he aprendido

 

Viajar con Mochila

Lo poco que necesitamos cuando somos felices

Aquí tengo dos perspectivas: Mi propia experiencia y la observación de los tailandeses.

Los tailandeses son felices o al menos eso demuestra la sonrisa generalizada del país.
He leído a muchas personas que dicen enamorarse de la gente cuando viajan a países más pobres. Ya se porque es.
Son felices con muy poco y eso enseña unos valores increíbles.

Y cuando digo muy poco me refiero a pocas cosas materiales porque de cosas inmateriales van sobrados. 🙂

Cuando se viaja con mochila hay que llevar lo imprescindible para no cargar peso en tu espalda.

Te das cuenta que cuando estás disfrutando y eres feliz no necesitas más que las 4 mudas que llevas en la mochila, algo de aseo, comida, la cámara de fotos y dinero para transporte, comida y alojamiento.

No voy a ser una flipada y decir que prescindiría de cosas como dinero, cámara de fotos o incluso el móvil con internet que facilita mucho las cosas.

Pero si que puedo asegurar que durante tres semanas solo me he preocupado de disfrutar, he sido realmente feliz y mis pertenencias han sido las esenciales.

La importancia de improvisar

La falta de planificación era una de las cosas que más me asustaba a la hora de empezar el viaje.

Viajar con mochila es improvisar y esto significa decidir de un día para otro que vas a hacer y dónde vas a ir teniendo que inventar, en alguna ocasión, planes B de última hora.

Y, no, la improvisación no es algo que se nos de bien. Planificamos tanto que si los planes salen mal creemos que ha llegado el fin del mundo.

He aprendido que si las cosas no salen como esperas siempre hay otro camino del que puedes disfrutar igual o más. - Tuitéalo    

Mente más abierta

Conocer una cultura completamente diferente, relacionarte con gente que cree cosas diferentes, comer cosas que no acostumbras, conocer algo de historia de otros lugares, ver como van a trabajar, como van al colegio…

Viajar con Mochila

Todo esto te enriquece como persona, te abre la mente y te ayuda a ser más tolerante.
Te da un sentido de pertenencia a este planeta que de otras pocas maneras puedes conseguir.

Viajar con mochila, moverte entre la gente del país y huir de tours turísticos o de grandes hoteles es lo que te convierte en viajera y no en turista.
Cuando eres viajera te sientes parte de este mundo, te sientes parte del lugar dónde estás y eso es el mayor de los aprendizajes.

Si has leído hasta aquí supongo que es porque te ha interesado esto que te explico.

Si has viajado con mochila me encantaría que me dejaras tu comentario diciéndome si a ti también te ha sentado tan bien.

¡Tus comentarios alimentan este blog!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies