5 pequeñas acciones para reducir el consumo de plásticos.

Hace un tiempo me propuse reducir el consumo de plásticos.
Confieso que está siento muy complicado, cuando empiezas a ser consciente de ello te das cuenta que está por todas partes. Está tan integrado en nuestra sociedad que no somos conscientes de la montaña de plástico que consumimos a diario.

Está claro que hay muchos materiales más sostenibles que el plástico pero este no deja de ser un material que es resistente y puede durar muchos años. El verdadero problema es cuando, el plástico, se convierte en un material de un solo uso… ¡Realmente esto es una locura!

Si te preocupa un poquito el medio ambiente te reto a observar durante unos días  la cantidad de plástico que entra en tu hogar…
¡Vas a alucinar!

Una vez eres consciente de la cantidad que consumes podrás tomar la decisión de seguir igual o pasar a la acción para reducir el consumo de plásticos.
Yo he tomado algunas medidas que me han permitido reducir el consumo de plástico. No todo lo que debería pero, poco a poco estoy consiguiendo mejorar.

Medidas que te ayudarán a reducir el consumo de plásticos

  1. Controlar tu consumo
    ¿Necesitas todas las cosas que tienes?¿Seguro que eso nuevo que vas a comprar es necesario para ti?¿Te va ha hacer feliz?¿Te ayuda en algo?
    Muchas de las cosas que compramos son meros caprichos que luego olvidamos.
    Comprar con consciencia va a ayudar al medio ambiente y a tu bolsillo.
    Piensa que casi todo lo que compramos lleva un embalaje que suele ser plástico.
  2. Champús y jabones sólidos
    Aquí he descubierto un mundo de la mano de la marca cosmética Lush. Tienen un montón de productos sólidos que no requieren envase.
    Yo utilizo el champú sólido, el acondicionador sólido, jabón corporal sólido y el jabón facial sólido.
    Creo que el sector de la cosmética es uno de los que más basura crea en embalajes innecesarios.
  3. Comprar a granel siempre que puedas
    Intento evitar los productos envasados del supermercado. Creo que no es necesaria una bandeja de poliuretano para poner 4 manzanas, 2 trozos de carne o 4 lonchas de queso.
    Intento comprar todo esto a granel. En la frutería si necesito utilizar una bolsa intento mezclar las frutas y verduras para usar lo mínimo. En la carnicería y charcutería les pido que no me pongan envase de plástico, tampoco separadores de plástico entre las lonchas del embutido.
  4. Yo con mi taza en el trabajo
    En el trabajo tenemos una máquina de agua que va directamente a la toma de agua corriente. ¡Genial! No se gastan botellas de plástico. (Algo que aún tengo que solucionar en casa).
    Sin embargo al lado de la fuente siempre hay una papelera que rebosa vasos de plástico.
    Siempre llevo mi taza para evitar usar un vaso de plástico cada día. O lo que es peor, cada vez que bebo agua.
  5. Mi bolsa de tela siempre conmigo.
    Intento llevar siempre una bolsa de tela conmigo. En mi mochila. Si hago alguna compra sorpresa así no tendré que pedir bolsas de plástico. En el caso que las tenga que pedir intento reutilizarlas todo lo que puedo.

Aún me queda mucho por mejorar. Aún tengo mucho que comprender para ayudar a respirar a nuestro planeta. Está claro que yo sola no puedo conseguir nada. Pero con el granito de arena que ponemos entre todos iremos lográndolo.

Nos falta educación sobre el cuidado medioambiental. Nos avasallan con infinitas comodidades. Muy golosas. Sin embargo no nos avasallan con los problemas que tiene el medio ambiente.

No hace falta ser extremistas, no podemos controlar todo, pero con consciencia podemos colaborar.

Cuéntame…¿tu que haces para ayudar a que nuestro planeta respire?

Por cierto Greenpeace está luchando para reducir la contaminación por plástico, con tu firma puedes ayudar a que el gobierno haga algo. Si te interesa cuidar el medio ambiente puedes hacer click aquí