Aire de Barcelona: Calma en medio de la ciudad

¡Hey!

¿Qué tal estas?

Yo muy relajada después de mi visita a Aire de Barcelona.

Me gustaría contarte mi experiencia y me encantaría saber la tuya, sobre todo si has estado en los de algún otro lugar como en Sevilla, Almería, Vallromanes o ¡Nueva York!

La visita a Aire de Barcelona ha sido mi regalo de reyes…

Sí… ¡Ya se que estamos en Abril!

Reservar en fin de semana es una prueba de autosuperación.

Que no hayan horas, en realidad, te habla de la buena fama del lugar, aunque sea un poco traumático querer ir y tener que esperar 2 meses.

Aire de Barcelona son unos baños en el barrio del Born.

El ambiente recuerda a unos baños romanos, con toques árabes y, a mi personalmente, a unas bodegas.

 

Hacer click en imagen para ir a la fuente

 

En Aire de Barcelona puedes disfrutar de tres zonas de aguas diferentes, una sauna húmeda, un área descanso y una zona de masajes y tratamientos.

El ambiente es una pasada hasta el mas mínimo detalle esta orientado a que relajes todos tus sentidos, pierdas la noción del tiempo y te olvides que estás en la ciudad.

La luz tenue, el aroma a incienso, la musica ambiente oriental… un gusto.

Como reservamos en Aire de Barcelona

Andrés me regalo un Pack que incluye la entrada a los baños y un masaje de 30 minutos.

El regalo me llegó por email, con un mensaje personalizado y en el día que el pidió.

Para reservar puedes hacerlo por teléfono o bien en la web.

Nosotros lo hicimos en la web dónde aparece un calendario con las fechas y horas disponibles. El fin de semana la última entrada es a las 12 AM.

¿Que hay que llevar a Aire Barcelona?

NADA. En serio. Nada de nada.

Personalmente prefiero llevar mi bañador pero si no lo llevas te dejan uno.

Te dejan albornoz, bañador y calcetines antideslizantes para la entrada al spa. No es necesario llevar gorro pero si piden que lleves el pelo recogido si lo tienes largo.

Tampoco necesitas llevar nada para la ducha.

Te dejan toallas, hay champú, acondicionador, gel y crema hidratante corporal de la marca L’Occitane (si no la conoces échale un vistazo porque es gloria).

También hay secadores, espuma, laca, desodorante en spray, bastoncillos y peines de un solo uso.

En serio, una maravilla.

Los baños de Aire de Barcelona

Hacer click en la imagen para ir a la fuente

Cuándo entras a la zona de los baños de pronto te inunda la calma. Luz muy tenue, velas y  personal muy amable que te atiende de lujo.

Hay diferentes zonas de aguas: las piscinas a tres temperaturas, el jacuzzi y la piscina de sal.

También hay una sauna húmeda con aroma a eucalipto.

Hacer click en la imagen para ir a la fuente

Mi espacio preferido fue la piscina de sal. El objetivo de esta es que puedas flotar. Y no hay nada que me relaje más que flotar. Si no lo has probado hazlo un dia en el mar en calma o en una piscina.

El masaje, sin duda fue el rey de la experiencia.

Un masaje de 30 minutos (hay diferentes opciones y tratamientos)  en una sala con luz casi inexistente y música que te abstrae de este mundo.

Unas manos gloriosas recorren tu cuerpo desde la planta de los pies hasta la cabeza. Cuando el masaje finaliza te sientes en relax absoluto.

En la zona de los baños hay una zona de descanso en la que nunca falta agua fresca con limón ni té verde con menta.

¿Recomiendo ir?

Indudablemente si.

No es barato pero es un pequeño lujo que prácticamente todos nos podemos permitir de vez en cuando (o muy de vez en cuando).

Yo ya tengo ganas de repetir aunque habrá que ahorrar un poquito.

 

¿Has estado en Aire de Barcelona o en algún otro? ¿Lo recomendarias como una visita que hay que hacer en la capital?

 

Si quieres saber más sobre Aire de a Barcelona visita su web aquí

¡Tus comentarios alimentan este blog!