5 cosas que ya no llevo en el bolso gracias al móvil 

Mi época de bolsos gigantescos ha llegado a su fin.

Esos bolsos a lo Mary Poppins de los que parece que no tienen fondo. De los que puedes sacar cualquier cosa como por arte de magia como si del bolsillo mágico de Doraemon se tratase. Son cosa del pasado en mi vida.

No son necesarios. En mi objetivo por intentar llevar un estilo de vida más minimalista, con solo esos objetos tiene valor para mi y que son útiles unos de los temas más importantes a tratar ha sido el bolso.

El neceser con peine, brocha, 5 pintalabios diferentes, polvos, máscara de pestañas y cacao para los labios. La agenda y la libretita. Las llaves de casa, las del parking, las de casa de mis padres, las del coche y las del candado de la bici. Un monedero gigante con las tarjetas de todo el pueblo, tickets de la compra de hace 3 meses, fotos de toda la familia y 2 míseros euros. Un neceser S.O.S con tiritas, medicamentos para el dolor de cabeza y alguna compresa o tampax. El móvil…

Todo eso sobre un solo hombro… ¿Te suena?

Pues 3/4 de esas cosas no son necesarias y hay algunas que más o menos necesarias no hace falta llevarlas porque gracias a la tecnología.

5 cosas que ya no llevo en el bolso gracias al móvil (y mi hombro lo agradece profundamente)

Espejo. 

Esta es una de esas cosas que no se porque narices llevaba encima (nunca lo uso…). Ahora si necesito un espejo pongo el móvil en modo selfie y punto. Y si no voy al espejo de el lavabo de algún restaurante.

Tarjetas de fidelización

Se acabo llevar el monedero lleno de mil tarjetas fidelidad gracias a la app Stocard. Es una app dispinible para Android e Iphone que te permite escanear los códigos de las tarjetas fidelidad. En la tienda enseñas el móvil y escanean el código se barras.

Libreta de notas

Soy de las que me gusta escribir a mano pero, aunque con este tema he tenido resistencia interna, realmente no es necesari cargar con una libreta.

Hay mogollón de Apps que te permiten guardar notas y hacer listas que además guardas en la nube y tienes disponibles en todos los dispositivos o puedes compartir con otras personas.

Mis favoritas Evernote y Wunderlist. Seguro que no te enseño nada nuevo pero si eres amante de la papelería, como yo, seguro que aún cargas con alguna libretilla.

Agenda

Con la agenda me ocurre igual que con las libretas. Hay una especia de resistencia interna porque me encantan.
Pero seamos realistas, la agenda del móvil es genial. La puedes sincronizar y tenerla en todas partes. Te olvidas de apuntar cosas en 10 sitios diferentes y además si tienes que reorganizarla te olvidas de los tachones y las marcas de tippex.

Reloj

Vale no se suele llevar en el bolso pero hace años que no llevo un reloj en mi muñeca. Si algún día lo vuelvo a llevar será por lo decoraticvo. Como si de una pulsera hablásemos.
Siempre que quieras saber la hora ahí tendrás a tu fiel compañero.

Extra: Tarjetas de crédito

Esta no la puedo contar como algo que no llevo en el bolso porque sigo llevándolas. Para sacar dinero en los cajeros aún son necesarias.  Pero ahora ya se paga con el móvil por lo que poco a poco el monedero también va a ir fuera de nuestro bolso y se convertirá en un tarjetero para el billete de tren, el DNI y la tarjeta del médico.

Hay a quien le asusta que el móvil se esté convirtiendo en un compañero muy íntimo de nuestras vidas. A mi no me asusta. Simplemente creo que se están reunificando muchas herramientas que antes se usaban por separado. Esto es un avance.
Llevar muchas cosas en poco espacio me parece increíble.

¿Qué opinas?

¡Tus comentarios alimentan este blog!